4/19/2011

HIMAWARI

Título original: Himawari
Guión: Belén Ortega, Rubén García
Dibujo: Belén Ortega
Editorial: Ediciones Glénat
Colección: Gaijin Manga
Formato: Tomo C6 (114x162), rústica (tapa blanda) con sobrecubierta
Sentido de lectura: Oriental
Números en español: 1 (serie completa)
Valoración global (sobre 10): 9
 Opinión:

Bastante ha llovido desde que Belén dibujó el primer capítulo de Himawari y mucho ha evolucionado el personaje en estos años… Tiempo que ha dado mucho de sí para poder desechar y volver a rehacer aspectos que no quedaban claros del todo, presiones para terminar el trabajo a tiempo y hacer algo con ‘cara y ojos’.

La influencia de mangas como “Kenshin” y “La espada del Inmortal” son evidentes en el estilo de Belén. La capacidad narrativa del manga se percibe desde la primera viñeta, tanto en paisajes y ambientaciones, como en escenas de espadas y acción, y también conseguimos ver y comprender lo que siente y padecen los personajes de una manera rápida y efectiva. Es algo complicado para un artista conseguir que simpaticemos desde el principio con los personajes, pero Belén lo consigue con una facilidad pasmosa, digna de cualquier mangaka profesional. Así que la calidad del tomo que tendréis en vuestras manos y en vuestras estanterías, si lo compráis, es evidente, real y sorprendente para ser la primera obra que publica esta granadina. Tenemos a personajes bien trabajados, con un pasado, un presente y un posible futuro que nos podremos imaginar…

Sorprende a muchos que publique en sentido oriental… en algunos sitios he leído que Belén se empeñó en que se tenía que publicar así, pero no… es que si un manga se ha pensado, creado y dibujado en sentido oriental, como los manga japoneses, es evidente que se ha de publicar tal y como su artista lo ha hecho (faltaría más que encima tuvieran que ‘espejar’ las viñetas para leerlas a la manera occidental). Es decir, el proceso creativo quiso que Belén dibujase tal cual lo había imaginado y  dibujado, por lo que es muy normal que sus viñetas se leyeran como cualquier otro manga japonés.

Nos encontramos un uso habitual de tramas para conseguir más voluminosidad y expectacularidad a los dibujos, pero si bien se demuestra que Belén domina a la perfección los 'pasajes' donde utiliza el lápiz.
Sólo basta con ver la portada del tomo para ver en el dibujo la 'virtuosidad' de Belén.
Me ha gustado mucho la separación en 7 capítulos que coinciden con los nombres de los principios del código 'bushido', los principios morales de la mayoría de samurais. Y la cantidad de 'girasoles' que pululan por todo el manga.
Un guiño a todas esas historias de samuráis, ronin, guerreros sin alma que se venden al mejor postor o que buscan venganza por algún motivo u oscuro pasado, que no dejará indiferente a ninguno de sus lectores. De verdad, una gran compra que podéis hacer en cuanto terminéis de leer este humilde artículo. Mata ne!!!!

4 comentarios:

Atzur dijo...

qué guay que te haya gustado!! ^^

MAX dijo...

Pues sí, la verdad es que mucho.
Me ha encantado!
Eso sí me falta tu dedicatoria!
;)

Y me quedé sin la dedicatoria de Noiry y Black Velvet pq en Glénat no me quisieron dar número para la firma, demasiada gente.

yue_sayuri dijo...

De la linea Gaijin es uno de los títulos que más me llaman la atención. aunque aun estamos dudando con cuál de ellos nos acabaremos comprando, este título caerá tarde o temprano ^^

Neovallense dijo...

También ha sido una lectura que me ha gustado, el dibujo está muy currado... Respecto al sentido de lectura, personalmente no me sorprende tanto, y más viendo que hasta las onomatopeyas están en japonés. O sea, que es coherente.

Nada, este finde, en el Expomanga, tengo que conseguir una firma de la autora ^^